¡Estamos en Béccar! Escribinos para venir a visitarnos.

En mayo de 1949 Sicilia acoge la salida y las primeras dos etapas de la más prestigiosa competición del ciclismo nacional, el Giro de Italia. La trigésimosegunda edición fue memorable, entre otras cosas, porque tuvo a un cronista de excepción: Dino Buzzati.La competición se desarrolla en un contexto histórico único: el prog resivo acercamiento del Giro al sur de Italia, en la tierra del bandido Giuliano, parasubrayar la renovada unidad nacional teniendo como telón de fondo la reconstrucción posbélica de una Italia empobrecida y destrozada por la guerra.Dos semanas después de la tragedia del Gran Torino, desaparecido para siempre entre las nieblas de Superga, el 18 de mayo desembarcan en Palermo 102 ciclistas,y entre ellos, Dino Buzzati, corresponsal del Corriere della Sera. El escritor y periodista no se limita a la crónica deportiva, sino que construye unmemorable retrato de aquella Italia eufórica e inquieta y de aquellos atletas que devolvieron algo de felicidad a un país que necesitaba olvidar.En la crónica de Buzzati no podían faltar Fausto Coppi y Gino Bartali, los gigantes del ciclismo italiano, cuya rivalidad adquiere tintes de alegoría bélicaofreciendo un ejemplo impecable de periodismo literario. Los veinticinco artículos pueden y deben leerse como un largo relato.
 

El Giro De Italia - Dino Buzzati

$2.650

¡5% OFF comprando 3 o más!

Válido para este producto y todos los de la categoría: Libros.
Podés combinar esta promoción con otros productos de la misma categoría.

El Giro De Italia - Dino Buzzati $2.650

En mayo de 1949 Sicilia acoge la salida y las primeras dos etapas de la más prestigiosa competición del ciclismo nacional, el Giro de Italia. La trigésimosegunda edición fue memorable, entre otras cosas, porque tuvo a un cronista de excepción: Dino Buzzati.La competición se desarrolla en un contexto histórico único: el prog resivo acercamiento del Giro al sur de Italia, en la tierra del bandido Giuliano, parasubrayar la renovada unidad nacional teniendo como telón de fondo la reconstrucción posbélica de una Italia empobrecida y destrozada por la guerra.Dos semanas después de la tragedia del Gran Torino, desaparecido para siempre entre las nieblas de Superga, el 18 de mayo desembarcan en Palermo 102 ciclistas,y entre ellos, Dino Buzzati, corresponsal del Corriere della Sera. El escritor y periodista no se limita a la crónica deportiva, sino que construye unmemorable retrato de aquella Italia eufórica e inquieta y de aquellos atletas que devolvieron algo de felicidad a un país que necesitaba olvidar.En la crónica de Buzzati no podían faltar Fausto Coppi y Gino Bartali, los gigantes del ciclismo italiano, cuya rivalidad adquiere tintes de alegoría bélicaofreciendo un ejemplo impecable de periodismo literario. Los veinticinco artículos pueden y deben leerse como un largo relato.