¡Estamos en Béccar! Escribinos para venir a visitarnos.

Durante dos años, Marta Minujín desertó de su vida de artista y se dedicó a algo tan novedoso e improbable como “ser hippie”. Entre 1967 y 1969, la reina del pop art de Buenos Aires se convirtió en una sacerdotisa del ácido lisérgico, el combustible de la contracultura y la psicodelia. Esa experiencia la llevó a entrar en contacto con la escena underground de Nueva York y de regreso en Buenos Aires, Minujín se propuso mantener conectada a toda la beautiful people porteña a través de Lo Inadvertido, una especie de diario psicodélico que duró algunos meses del ‘69. Sus páginas sobrevivientes se muestran aquí por primera vez completas y quien se asome a su laberíntico diseño descubrirá el peso de la historia detrás de algunos nombres que, entonces, eran parte de un gueto. Luis Alberto Spinetta, Miguel Abuelo, Tanguito, Daniel Beilinson y Skay, su hermano menor, contribuyen en el diario perdido de Marta Minujín. El periodista Fernando García rescató estas páginas del olvido y en un trabajo de arqueología pop repone la escena y circunstancias en que estas hojas fueron confeccionadas y repartidas en el circuito hippie de Buenos Aires.

Los Años Psicodélicos - Marta Minujín

$2.100

¡5% OFF comprando 3 o más!

Válido para este producto y todos los de la categoría: Libros.
Podés combinar esta promoción con otros productos de la misma categoría.

Los Años Psicodélicos - Marta Minujín $2.100

Durante dos años, Marta Minujín desertó de su vida de artista y se dedicó a algo tan novedoso e improbable como “ser hippie”. Entre 1967 y 1969, la reina del pop art de Buenos Aires se convirtió en una sacerdotisa del ácido lisérgico, el combustible de la contracultura y la psicodelia. Esa experiencia la llevó a entrar en contacto con la escena underground de Nueva York y de regreso en Buenos Aires, Minujín se propuso mantener conectada a toda la beautiful people porteña a través de Lo Inadvertido, una especie de diario psicodélico que duró algunos meses del ‘69. Sus páginas sobrevivientes se muestran aquí por primera vez completas y quien se asome a su laberíntico diseño descubrirá el peso de la historia detrás de algunos nombres que, entonces, eran parte de un gueto. Luis Alberto Spinetta, Miguel Abuelo, Tanguito, Daniel Beilinson y Skay, su hermano menor, contribuyen en el diario perdido de Marta Minujín. El periodista Fernando García rescató estas páginas del olvido y en un trabajo de arqueología pop repone la escena y circunstancias en que estas hojas fueron confeccionadas y repartidas en el circuito hippie de Buenos Aires.